Disparar

Las fotos no son simplemente pulsar el disparador y a ver que sale.
Para mi la fotografía son pequeños portales que me llegan a momentos del pasado a los que no puedo regresar.

Un día de sol en enero,
una chica que ya no volveré a ver.

Sé que a veces pueden ser las cosas más tontas,
como un café,
o cosas importantes,
como yo que sé.

Pero ya sea en un archivo de ordenador o en un tira de celuloide como en esta foto todo significa algo.

Esa foto fue tomada en Cascais (a tres cuartos de hora de Lisboa en tren) ese día fue casi el final de mi aventura lusa, fui a quedar con ella pero ella no apareció, me pasé horas mirando al horizonte en un banco blanco y ella no quiso aparecer.

Parece mentira que ya hayan pasado dos meses y medio, pero miro las fotos y aún sigo en esa jodida tarde soleada de noviembre, mirando al Atlántico desde otro ángulo, a varias decenas de horizontes de mi hogar…

Me la come si está sobrexpuesta, si tiene ruido o si tu tía le pone los cuernos a tu tío con el panadero o el butanero.

Sólo quiero volar y sacar a mis sueños de la cama a otro lugar donde alguien más los pueda disfrutar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s