Aventuras romeras con el señor bohnke

Esta la historia de un sábado como otro cualquiera pero como todos los sábados.

A la una y media del mediodía me llamaron para ir a la romería, pero a las siete y media me llamaron para decirme que no podía ser. Pensé que podría coger una guagua (autobús) pero cuando fui a mirar los horarios sólo había uno a las 22:30.

Pensé en quedarme por Santa Cruz de La Palma por si “aparecía alguien” ya que el siguiente autobús para volver desde la romería era sobre las cinco de la mañana.

Sobre las diez y veinte voy a por mi racionamiento habitual de sábado noche y me encuentro con que la nevera de Dorada está demasiado llena, como si fuera un martes por la tarde, y allí me empecé a acojonar. Para colmo de males había una panda de chicos comprando Malibu con refresco de limón de marca blanca (se ve que vieron el anuncio que lo tomaban sin marca, aunque yo por lo menos si me dejo 11,90 en una botella de Malibu me dejo algo más para comprar un seven up o una fanta naranja). El tema es que la cuenta de pagar a medias les salió mal y estuvieron como cuatro minutos para pagar cuando normalmente eso son treinta segundos.

Total que cuando salí a la calle tuve la brillante idea de coger la guagua pero !oh cielos! justo cuando cruzaba el paso de cebra salía la última guagua para el norte. Pero yo pensaba que aún quedaba esperanza, que habían otros como yo que se habían quedado tirados en Santa Cruz cuando todo el mundo están romerizado; pero cual fue mi sorpresa que no había nadie.

En ese momento se me encendió la bombilla y pensé con quién puedo contar en momentos como este: con el alcohol, con la virgen de las nieves, con Velociraptor Jesus… NO! con el Señor Bohnke que acudió a mi rescate tras hacer un acuerdo.

Lost.

Esperando al señor Bohnke decidí darme un paseo hasta la playa (que estaba a kilómetro largo) ya que tenía que venir desde el West Side.

Sobre las once y media llegó mi salvador a mi rescate y salimos al West Side para poner combustible. Tras unas charlas interesantes y sesenta kilómetros de curvas a tutiplén (ya hablaré de eso otro día) llegamos a la “tierra prometida”:

Verbena

Y yo… no me lo podía creer

"¡Estoy en una verbena, no me lo creo!"

Comimos, bebimos e incluso bailemos (foto mía bailando cumbia censurada).

Y nos encontramos una señora que se meaba a Optimus Prime con tenderete transformer:

Preparada para la vida moderna

Pero necesitaba un recuerdo inmortal de esta romería y vaya que si lo conseguí… fue legendario:

Legen... dary!

Pero la romería estaba en su declive: no había ni comida ni bebida gratis, las chicas estaban cogidas y yo la verdad que la música de verbena casi que me da arcadas para que nos vamos a engañar.

Así que nos retiramos rumbo a otras tierras pasando primero por Santa Cruz para ver como estaba el ambiente y luego tirando hacía Cock City (La ciudad de los gallos, que no de las pollas) y nos dirigimos al Milenium Plaza (tampoco es que hubiera mucho más a donde ir) con sus diversos ambientes.

Le dejé la cámara a Bohnke para que se divirtiese y yo no sé porque la peña sin conocerte de nada te ven con una réflex y te vienen con la foto “Amigo hazme una foto” ¿para qué? pa´que la borre en el Camera RAW

Espontáneos.

Ejemplo ilustrado de lo que me refiero.

Total que estuvimos deambulando por la zona hasta que nos aburrimos. En el último momento le saque una foto a la go-go (a la otra también pero solo hay una pública en mi flickr):

Go-Go

Mi servicio de información me dijo que se llama Candy, pero no la he localizado.

Volvimos al East Side y el señor Bohnke me dejo en mi casa “del barrio rico” (como dice Bohnke) y cruzó la cumbre por sexta vez la misma noche.

Señor “Smoke” Bohnke.

Cara de Bohnke después de cruzar la cumbre cuatro veces (y no, eso no es un porro antes que alguien lo diga.

Una respuesta a “Aventuras romeras con el señor bohnke

  1. Bonita historia, ya podrias haberle ahorrado el ultimo viaje quedandote en el choso, que encima que te habia preparado el cuarto jajaja

    Y personalmente yo no h aria tanto kilometraje en una noche, que chungo acabaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s