Peculiares experiencias en el aeropuerto (I)

IB 0936 (Home, sweet home)

Yo suelo viajar solo casi siempre porque la mayoría de mis viajes son viajes de La Palma a Madrid para venir a la universidad y cuando me puedo escapar de vacaciones me es un poco lioso encontrar algún loco dispuesto a viajar con billetes de un céntimo pero lo de viajar solo vamos a dejarlo para otro post aparte.

Sinceramente me arrepiento de muchas veces que conoces peña la mar de curiosa en los vuelos o en el aeropuerto y luego por tonto o por despiste (en mi caso por lo segundo) no le pides una mail o algo.

Ligar en un avión o en un aeropuerto es una cosa que nunca me he planteado a lo mejor dentro de dos semanas que voy a pillar una cantidad generosa de vuelos me planteo intentarlo pero de momento no lo veo muy posible por el momento.

Esta sucedió en febrero de 2007

El señor estaba un poco perdido cuando llegamos a la estación de metro de la T2 y me preguntó si sabía llegar a la T4 y yo la verdad es que no sabía pero los carteles si.

Llevaba viajando desde las cinco y cuarto de la mañana que salí de mi casa en Salamanca para pillar el primer tren a Madrid para ir a Barajas y no había tenido contacto humano en todo el día así que digo no tengo nada que perder por pegarme un palique/parlao/charla con el señor.

La verdad es que hace dos años y no me acuerdo del nombre pero me acuerdo de algunas historias como por ejemplo que el señor era ingeniero de minas pero estaba prejubilado, también me contó que tenía un piso en la Gran Vía.

El tema es que el hombre iba a Almería a comprarse una casa (pobre no era el tipo) total que estuvimos hablando de tonterías (lo típico de yo estuve en Las Palmas y yo le explicaba la diferencia y coñadas varias).

Me acuerdo que estuvimos hablando del AVE, de porque tardaba tanto en terminase y me explicó el problema de la tierra por la zona de Barcelona al ser cerca del mar me dijo que lo que pasó en el Carmel pasaría con el AVE y a los meses empezaron los socavones, bien me acordé del tipo cuando empezaron los “boquetes”

Me invitó a desayunar, cosa que agradecí mucho, no suelo desayunar mucho en los MEDAS que para mi presupuesto son una clavada máxima, encima teniendo los McDonalds en la T4 me parece una tontería pagar por un Medas pero lo de comer en los aeropuertos necesita otro post (tengo demasiados posts pendientes BTW).

Ese bocadillo y ese zumo todavía me saben a gloria ya que ni siquiera había desayunado. Lo que me mató fue lo que pasó después… el señor me dijo que fuera al baño con el.

Si… yo también me quedé en shock en ese momento, soy un poco muerto de hambre pero no me vendo por un desayuno en un aeropuerto.

Por suerte tenía la excusa de que tenía que esperar por mi amigo Carlos Hierro que también iba a La Palma en ese vuelo.

2 Respuestas a “Peculiares experiencias en el aeropuerto (I)

  1. Menuda historia curiosa esa del ingeniero de minas, te quedarías a cuadros con lo del baño, suerte que tuviste reflejos :)

    A ver esos post sobre comida en aeropuertos.. jeje

    Un saludo!

  2. Esa vez tuve reflejos pero toras veces no los he tenido… con mujeres xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s